14
Enero
2019
|
02:05
Europe/Paris

El innovador en serie Roger Dubuis lo da todo en el SIHH

 

Hiperrelojería, adrenalina y una determinación por romper los códigos existentes forman parte del ADN de Roger Dubuis. Movida por un espíritu vanguardista, un firme compromiso con formar parte de una tribu y una predilección por los contenidos muy mecánicos, la Manufactura ha dado rienda suelta a su creatividad desenfrenada en un diseño extravagante y rompedor, ejemplificado mediante diversas innovaciones en serie.

Esta creatividad se expresa mediante el lanzamiento anual de relojes únicos e inequívocamente atrevidos que no solo son cada vez más complejos que el anterior, sino que amplían sistemáticamente los límites técnicos y estéticos y hacen temblar el mundo de la relojería en al completo.

Las grandes invenciones merecen grandes celebraciones, y la Manufactura, conocida por —y orgullosa de— hacer las cosas de otra manera, se asegura de que estas últimas no falten, así como de tomar a su público por sorpresa en cada ocasión. Periódicamente, expone a los clientes a experiencias de inmersión en eventos creados a medida, diseñados para reforzar su sensación de estar ante un objeto único y de ser miembros de un círculo exclusivo. Independientemente de si es en forma de conducir de verdad un Lamborghini o de una invitación para asistir a carreras Super Trofeo en persona, a los asistentes no les puede quedar duda en cuanto a las intenciones de Roger Dubuis, hasta dónde llegan sus competencias y sus proezas como innovador en serie.

Precisamente en la tierra natal de Roger Dubuis, el Salon Internacional de la Alta Relojería (SIHH), que se celebra cada año en Ginebra, es una de las diversas plataformas y experiencias perfectas para que la Manufactura exprese hasta la última pizca de su pasión por el exceso. Aquí, una vez al año, el departamento de I+D de la Manufactura tiene carta blanca para romper los códigos existentes, ir hasta extremos innovadores e introducir sus últimos estrenos mundiales.

 

 

Una exclusiva tripartita: lo mejor de los tres

Fiel a la forma, del 14 al 17 de enero, la Palexpo de Ginebra se moverá al ritmo de las últimas creaciones de Roger Dubuis, impulsadas por competencias especializadas innovadoras y de alto octanaje. En los últimos años, Roger Dubuis, que está inmersa en una nueva fase dentro de su misión por retarse a sí misma, ha innovado inspirándose en otros sectores industriales. Esto ha permitido consolidar asociaciones con otras dos firmas icónicas igual de comprometidas con ofrecer experiencias excelentes a los clientes, además de asegurar el lanzamiento de una serie de modelos espectaculares y emocionantes dotados del Poinçon de Genève, que han dejado muy claro lo que sucede cuando un grupo de ingenieros visionarios se junta con relojeros increíbles.

En 2019, Roger Dubuis combina lo mejor de todo lo propio con lo mejor de sus industrias asociadas, seleccionadas por su reputación de estar a la vanguardia de la tecnología y por tener la misma determinación de acabar con los límites de la I+D actuales. El resultado es un reloj excepcional —y totalmente único— basado en la plataforma de expresión favorita de la Manufactura: Excalibur.

El Excalibur One-off, reloj de gran complicación inspirado en los socios Lamborghini Squadra Corse y Pirelli, está basado en el supercoche Lamborghini SC18 Alston, recientemente presentado. Se trata del primer hipercoche único desarrollado por la división del deporte del motor de Lamborghini exclusivamente para uso recreativo del cliente en el circuito de carreras. El futurista reloj Excalibur One-off presenta un diseño a medio camino entre arte moderno y arquitectura innovadora, y un calibre digno del motor más complejo. Compuesto por una asombrosa variedad de materiales, este reloj único y superlativo a la máxima potencia es realmente representativo de lo que son capaces de hacer la Alta Relojería, un fabricante de supercoches y un rey legendario de los neumáticos.

download

 

Triple pericia

Siguiendo la misma filosofía del diseño que Lamborghini Squadra Corse, los ingenieros de Roger Dubuis han creado por tanto un reloj inspirado en los códigos estéticos y el atractivo agresivo del fabricante de supercoches, es decir, líneas limpias y precisas, gran profundidad y un llamativo juego de luces. El calibre compacto ha sido desarrollado en torno a un solo bastidor, como la estructura tubular de un supercoche.

Desde 1963, el rey de los neumáticos Pirelli equipa cada Lamborghini que se produce y actualmente fabrica neumáticos hechos a medida y especialmente diseñados para ofrecer un rendimiento, manejo y seguridad óptimos en modelos de coches específicos. Marcados con una «L», están diseñados con la finalidad de potenciar el rendimiento del coche, garantizando una experiencia de conducción única, tanto en el circuito de carreras como fuera de él. El reloj Excalibur One-off presenta esta correa con el característico logotipo de la «L» y las grandes rejillas de ventilación, y una forma pensada para maximizar la transpirabilidad y la resistencia. El diseño y los colores de esta compleja creación tridimensional también se inspiraron en el interior su alter ego automovilístico. Además, la malla de su correa se compone de fibras de nailon que son exactamente iguales a las integradas en la estructura interna de los neumáticos Pirelli. Los conocimientos de los ingenieros de Pirelli ayudaron a Roger Dubuis a mejorar la calidad de su correa dotándola de una excelente resistencia a la torsión y la tracción. A su vez, esto hizo posible lograr un efecto de auténtico esqueletizado mediante un extenso calado.

Excelencia técnica: de un hipercoche a un hiperreloj

El Excalibur One-off funciona con el tercer calibre producido en el marco de esta icónica asociación a tres bandas, en forma del movimiento RD106SQ creado expresamente para la ocasión, con doble tourbillon volante mecánico inclinado a 90º. Construido como el motor de un supercoche, emula la geometría en forma de V de los motores Lamborghini.

Como maestro de la complejidad de los órganos reguladores en los movimientos mecánicos de este reloj, Roger Dubuis juega con tres dimensiones (posicionando, por tanto, cada pieza en un nivel distinto y cruzándola sobre las demás) inclinando el corazón del reloj. Directamente derivado del concepto de compensación de la gravedad que encarna el tourbillon, el rompedor doble tourbillon volante se ensambla en dos planos, creando un ángulo de 90º entre ellos, y se une mediante un diferencial. A las 12 en punto, el reloj Excalibur One-off muestra una hora saltante de doble disco con una aguja para los minutos y un contador de horas saltante (como si fuera un Lamborghini, en el que una sola aguja indica el número de revoluciones y un contador muestra la velocidad). El movimiento está enmarcado por dos componentes de zafiro que simbolizan los contadores de revoluciones de un coche. También se rinde homenaje al Lamborghini SC18 Alston con un selector de función reminiscente del selector de modo de los supercoches, que permite al usuario seleccionar los ajustes del reloj (W = dar cuerda al reloj, S = ajustar la hora), una función divertida y completamente nueva para un superreloj. Para construir esta complejidad hizo falta replantearse y adaptar cada una de las herramientas empleadas para el acabado de cada pieza, con el fin cumplir con los criterios del Poinçon de Genève.

Lamborghini Squadra Corse es conocida por su dominio de la fibra de carbono, un material singular usado en muchas de sus creaciones y, concretamente, en el supercoche SC18 Alston, que de hecho ha sido denominado «el monstruo excepcional de fibra de carbono de Lamborghini». Rebosante de elegante músculo, la robusta caja de 47 mm del reloj Excalibur One-off está formada por lámina compuesta moldeada de fibra de carbono (SMC) en la caja, el realce y el puente, además de fibra de carbono en la carurra. Esta decisión refleja el reconocido dominio logrado por Roger Dubuis y Lamborghini Squadra Corse en el uso de este singular material conocido por sus propiedades de resistencia (seguridad) y ligereza (rendimiento). La cerámica, otro material relacionado con el sector automovilístico muy usado para los frenos de los supercoches, se presenta en negro en el bisel, así como en los índices de los minutos de cerámica líquida roja.

 

Sensaciones de alto octanaje

Cada día es una competición para Roger Dubuis, repleta de desafíos por afrontar y objetivos ambiciosos por alcanzar. Al igual que Lamborghini Squadra Corse, la Casa está firmemente comprometida con un rendimiento de vanguardia, una tecnología fieramente rompedora y una estética supersofisticada, todo ello movido por un planteamiento de I+D de gran impacto y centrado en ofrecer experiencias atrevidas para los clientes. Este conjunto de denominadores comunes les situó en la vía rápida para un atronador encuentro en el que saltarían chispas. Un año después de estos esfuerzos de alto octanaje, las puntiagudas formas hexagonales del átomo de carbono en el que está basado el diseño de Lamborghini siguen fundiéndose con la precisión suiza y los instrumentos mecánicos.

Cuando un grupo de ingenieros visionarios se junta con relojeros increíbles, el inevitable subidón de adrenalina que se produce da como resultado modelos «impulsados por una mecánica embravecida». Los relojes provocan sensaciones similares a las experimentadas al volante de un Lamborghini equipado con neumáticos Pirelli: la misma sensación de potencia bajo control, adherencia perfecta, detalles «locos» y emociones de alto octanaje. En una combinación de la máxima expresión de la potencia de Lamborghini con la artesanía italiana más refinada, el supercoche Huracán de Lamborghini representa una fusión perfecta entre diseño auténtico y tecnología mecánica puntera. Con su atractivo definido y depurado, no cabe duda de que esta magnífica máquina disparará las emociones incluso en el corazón más duro. Siguiendo de cerca al reloj Excalibur One-off en el SIHH de este año y ofreciendo una experiencia totalmente nueva al estilo de Roger Dubuis, la serie de 2019 también incluye un nuevo par de «corceles embravecidos» procedentes del establo del Excalibur Huracán e inspirados en este icónico supercoche. Estos dos relojes destacados reflejan los códigos estéticos de su alter ego motorizado y su legendaria firma hexagonal en particular. Una versátil figura geométrica usada para construir el volumen del supercoche Huracán, que aparece en todos los relojes de distintas formas, mientras que la arquitectura del movimiento esqueletizado supone un magnífico homenaje a la capacidad de la Manufactura para construir calibres esqueletizados de gran complejidad y totalmente fuera de lo común. Del circuito de carreras a la carretera de ahí y a la muñeca, esta mezcla ideal de ingeniería mecánica sofisticada y estética elegante permite así a los aficionados sentir la magia del automovilismo en la punta de sus dedos.

A través del fondo de cristal de zafiro y titanio de los relojes Excalibur Huracán, se puede ver cómo palpita otro nuevo mecanismo potente. El calibre automático esqueletizado RD630, que es el segundo de la icónica colección de la marca desarrollado para la asociación con Lamborghini Squadra Corse, ofrece un volante inclinado en un ángulo de 12º que representa la firma del movimiento asociada a Lamborghini Squadra Corse: una impresión visual acentuada aún más por la estructura tipo colmena también típica del mundo del automóvil. La masa oscilante a 360º inspirada en las llantas del Huracán crea una cautivadora ilusión óptica al rotar rápidamente, reproduciendo el mismo tipo de efecto de velocidad que la rueda de un supercoche. En comparación con un movimiento mecánico tradicional, se ha dado la vuelta al espiral para garantizar que la persona que lleve el reloj disfrute de todas las ventajas de poder ver cómo «late el corazón» de su reloj. El calibre superior presenta un puente diseñado en forma de barra de suspensión que recuerda a la del motor V10 del supercoche Huracán de Lamborghini. Llevando el vanguardista concepto de esqueletizado de la Manufactura a nuevos niveles, un críptico disco de fecha revela la fecha solo al pasar por su abertura específica, no pudiendo descifrarse a través del fondo. Combinada con un aire enérgico realzado por la corona, que evoca la tuerca de la rueda de un supercoche, una impresionante reserva de marcha de 60 horas garantiza que estos competidores estén preparados para afrontar el largo camino.

download

 

Situación bajo control

Cuando un grupo de ingenieros visionarios se junta con relojeros increíbles, el resultado también es un ajuste perfecto a todos los niveles. Decidida a permanecer a la vanguardia tecnológica, Pirelli cuenta con más de medio siglo de asociación con Lamborghini, estando naturalmente todos los automóviles deportivos y de carretera de Lamborghini equipados con neumáticos Pirelli de última generación. Estos neumáticos son los reyes de las carreteras instalados en el supercoche Huracán y, además, ahora garantizan una sujeción perfecta a la muñeca, dado que la correa del reloj Excalibur Huracán Performante (producido en edición limitada de 88 unidades) cruza la línea de meta con una incrustación de caucho que presenta el motivo de diseño del neumático P Zero™ Trofeo R de Pirelli. Estos neumáticos realizados a medida potencian el placer de la conducción y representan la tecnología de última generación para el rendimiento más perfecto sobre la pista, gracias a los conocimientos centenarios de Pirelli sobre la competición. Entretanto, el reloj Excalibur Huracán luce orgulloso su correa de dos materiales y base de caucho negro, incrustación de tejido Alcantara® gris y pespunte negro. Estas dos robustas correas de reloj se sujetan mediante una hebilla desplegable ajustable con sistema de desenganche rápido que garantiza la posibilidad de salir rápidamente.

Si pide un deseo a una estrella

Desde la convicción de que las mujeres también se merecen llevar calibres igual de atrevidos y técnicos que en las versiones masculinas, el reloj Excalibur Shooting Star de 36 mm es la ilustración perfecta de la capacidad de Roger Dubuis para construir lo imposible. Diseñado para mujeres que destacan, el reloj Excalibur Shooting Star rebosa de toda la osadía que una joven podría desear.

El reloj Excalibur Shooting Star, orgulloso portador del emblemático sello del Astral de la Manufactura realzado por una brillante estrella fugaz, está equipado con la última generación del esqueletizado con tourbillon volante, una de las mayores complicaciones del mundo de la Alta Relojería. Esta es la primera vez que se incluye una complicación de este tipo en una pieza tan diminuta, fruto de dos años de desarrollo por parte de los relojeros de Roger Dubuis. Así, con sus elegantes movimientos esqueletizados y materiales seleccionados de entre los más lujosos e innovadores disponibles, el reloj Excalibur Shooting Star ofrece una unión perfecta entre la tecnología de la Alta Relojería y la elegancia natural.

Impulsado por un calibre mecánico esqueletizado con tourbillon volante RD510SQ dotado del prestigioso Poinçon de Genève, el reloj Excalibur Shooting Star de 36 mm representa una nueva trayectoria galáctica en el mundo de las complicaciones esqueletizadas. Esta edición limitada de 28 unidades, todas radiantes en oro rosa de 18 quilates con diamantes blancos de talla redonda y acentos esmaltados, viene con suficientes opciones en rosa o azul como para no tener que renunciar a nada. Si realmente fuese necesario escoger y optase por el rosa, este sorprendente modelo ofrece una reluciente decoración de nácar blanco por la parte interior. Su versión en azul, exclusiva para distribución al por menor, presenta asas engastadas con diamantes, además de una sofisticada decoración «rayos de sol» azul en la parte interior. Pero ¿por qué elegir? Al igual que las mujeres Roger Dubuis, las estrellas fugaces se desentienden de las normas.

Acerca de Roger Dubuis

Roger Dubuis ha estado a la vanguardia de la Alta Relojería contemporánea desde 1995. Sus creaciones audaces, firmemente ancladas en el siglo XXI, encarnan la considerable experiencia especializada que expresan los mejores movimientos relojeros, combinados con imponentes y osados diseños. La osadía y la extravagancia forman la identidad de la Marca, movida por la determinación.

Las colecciones Excalibur y Velvet de Roger Dubuis se distribuyen en todo el mundo a través de una exclusiva red comercial y de puntos de venta. La búsqueda de la excelencia, la exhaustiva investigación para alcanzar el detalle preciso y el desarrollo de competencias únicas son las características distintivas de la Casa suiza.